Facebook Twitter Google +1     Admin

Caracterización de los homínidos

 

 

 

H

ace unos 65 millones de años se extinguieron los dino­saurios y muchos otros reptiles. Esto dejo "vacíos" numerosos nichos ecológicos que los mamíferos pudieron ocupar. Además, las plantas con flores, incluyendo mu­chos árboles experimentaron radiación adaptativa, crean­do nuevos hábitat, fuentes de alimento y refugios contra los depredadores. Durante los comienzos de la era ceno­zoica, los mamíferos también experimentaron radiación adaptativa. Los primeros primates surgie­ron de los mamíferos arborícolas del tipo de la musaraña que habían aparecido durante la "edad de los reptiles". El  organismo actual más parecido a dichos antiguos ances­tros es la musaraña arborícola de América del Sur.

 

Dentro de los primates encontramos a los PÓNGIDOS  como chimpancé,  gorilas, orangután  etc  y los HOMINIDOS entre los cuales se encuentra el único sobreviviente de la evolución el Homo sapiens sapiens o seres humanos (existieron  otros ya extintos)

La mayor parte de los primates presentan adaptaciones para la vida en los árboles:

  1. Presencia de cinco dígitos en las extremidades
  2. Dedo pulgar oponible.
  3. Uñas  en las extremidades de los dedos que actúa como cubierta protectora.
  4. Almohadillas carnosas (yemas) muy sensibles.
  5. Largas extremidades que giran libremente en cadera y hombro.
  6. Ubicación de ojos en el frente de la cabeza que permite una visión estereoscópica o tridimensional.
  7. Visión y audición muy agudas.
  8. Algunos biólogos sugieren que el aprendizaje asociada con las interacciones sociales  en la sociedad de primates  puede guardar relación con el tamaño y la complejidad creciente de su encéfalo en el transcurso de la evolución.

 

EVOLUCIÓN DE LOS HOMÍNIDOS

 

L

lamamos homínidos a una superfamilia de primates cuyas característica principales son las siguientes:

 

 

  1. Marcha erguida
  2. No existe prognatismo
  3. Hueso nasal saliente.
  4. Reducción gradual de los arcos supraorbitarios.
  5. Distinción marcada entre los miembros superiores e inferiores
  6. Frente vertical
  7. Agujero occipital inferior y en la parte media del cráneo.
  8. Cavidad craneana considerablemente superior a 500 cm3

 

 

La evolución de los homínidos comenzó en la región meridional de África, extendiéndose luego al norte de este continente, Europa y Asia. Los primeros homínidos encontrados  pertenecen al género Australopithecus que significa hombre mono del sur, cuya  aparición es de aproximadamente   unos 3,8 millones de años.

Es muy difícil decidir si las diferencias en los relativamente pocos fragmentos de esqueleto que se han descubierto  indican variación individual dentro de una especie o especies distintas. Sin embargo los biólogos reconocen cuatro especies de australopitecos entre  los que se encuentra el Australopitecos afaresis. Se han descubierto varios fósiles notablemen­te completos entre los que se destaca un esqueleto llamado  "Lucy" Además, en 1976 se descubrieron huellas fósiles de tres individuos que caminaron hace más de 3.6 millones de años  Las huellas más los huesos de pelvis, piernas y pies indican que el desarrollo de la postura erecta y la locomoción bípeda ocurrieron pronto en la evolución que llevaría al desarrollo del  ser humano.

El Autralopitecus afaresis  era un pequeño homínido, de poco más de 90 cm. de estatura. Su rostro se proyectaba al frente. La capacidad craneal era de 450 a 500 cm3, en contraste con los 1 400 cm3 del cráneo humano moderno. Su dentición (número y disposición de los dientes) era primitiva e incluía largos caninos. Es probable que el Australopitecos afarensis y otros australopitecos no hablaran, ni construyeran herramientas, ni utilizaran el fuego.

 

 

Muchos científicos consideran que el Australopitecos afarensis evolu­cionó hacia el Australopiteco más avanzado, Australopiteco. Africanus, que apareció hace unos tres millones de años y que posteriormente evoluciono hacia el Australopiteco robustus que luego se extinguió (como lo muestra el esquema). Otros piensan que existe una línea evolutiva directa entre el Australopiteco y el Homo habilis.

 

El primer homínido en presentar suficientes características para ser colocado en el mismo género que el hombre moderno es el homo habilis. La relación entre el Australopitecos y el Homo habilis no es clara, algunos sugieren una relación evolutiva y otros consideran que coexistieron durante gran parte de su existencia.

 El Homo habilis tenía mayor capacidad craneal -promedio de 650 cm3- que los Australopitecos. Este ser humano primitivo apareció hace unos 1.9 millones de años. Se han encontrado fósiles de Homo habilis en numerosas regio­nes de África. Estos sitios contienen las primeras herra­mientas primitivas, rocas que eran golpeadas con otras rocas a fin de hacerles bordes afilados para cortar o raspar.

 

Al homo hábilis le siguió el Homo erectus con una antigüedad de 1,5 millones de años y que existieron hasta hace relativamente poco unos 200 000 años. El Homo erectus era bípedo más alto que el habilis y por completo erecto. Su capacidad craneal era mayor alcanzando los 850 a 1000 cm3. Su mandíbula aún se proyectaba al frente y presentaba grandes bordes supraorbitarios. El aumento de su cerebro sumado al aumento de las capacidades mentales le permitió a estos seres manufacturar herramientas de piedra avanzadas como hachas de piedra, punzones y raspadores. Se pudieron adaptar a las regiones frías, vistió ropas encendió fuego y vivió en cuevas o refugios.

 

El Homo sapiens apareció hace casi 200 000 años. Su capacidad craneal alcanzó unos 1450 cm3. Uno de los primeros grupos de Homo sapiens fue el hombre de Neandertal (Alemania)  Estos seres eran de corta estatura y complexión fuerte, su rostro se proyectaba un poco al frente y su mentón era menos pronunciado, los bordes supraorbitarios eran masivos. Las herramientas del Neandertal incluían puntas de lanza hachas que le permitió la caza de grandes animales. Poseían conductas sociales como el cuidado de los enfermos y culturales como rituales con significado religioso.  Los hombres de Neandertal desaparecieron misteriosamente. Algunos biólogos sostienen que fueron exterminados por otros Homo sapiens o que las inclemencias climáticas determinaron su desaparición. Sin embargo existen teorías que postulan un cruzamiento entre el Neandertal y otros seres humanos más modernos.

El Homo sapiens con todas las características modernas existió hace unos 40 000 años y tal vez surgió en África. Su capacidad craneal alcanzó los 1400 cm3. Carecían de los grandes bordes supraorbitarios y prognatismo.

 

El más representante de estos primeros seres humanos es el hombre de Cro-Magnon (Francia) Sus armas y herramientas eran complejas y a menudo realizada en materiales distintos de piedra como hueso marfil o madera. Elaboraban cuchillos de madera. Desarrollaron el arte rupestre, quizá con fines rituales. Poseían un lenguaje que les permitía transmitir su cultura a las sucesivas generaciones.-

 

L

os seres humanos somos vertebrados dado que tenemos columna vertebral.

Mamíferos dado que tenemos piel y pelo, glándulas productoras de leche, y tres huesos separados en el oído medio.

Somos primates dado que tenemos uñas en los dedos de las manos y los pies, un pulgar oponible y cuatro incisivos en la mandíbula superior e inferior. Todas estas características y muchas otras relacionadas al comportamiento nos acerca a un ancestro común con los primates en especial con los simios.

Las característica antropomórficas de los humanos está determinada por no presentar cola, omóplatos en la espalda, no a los costados y la superficie de los molares moldeada en forma de Y.

La relación entre las especies se comprueba buscando las características que son similares y que han sido heredadas de un antecesor común. A éstas se las llama homologías.

Cuantas más homologías comparten dos especies, en este caso los simios y los humanos, más estrechamente están relacionadas. Dos especies que son parientes cercanas comparten homologías que no comparten con ninguna otra.

Las homologías que comparten las especies de animales pueden ser los huesos y los dientes. Las homologías de los huesos y los dientes son muy importantes cuando estamos considerando animales fósiles ya que son las únicas que a menudo se conservan en la fosilización; esto es lo que ocurre cuando estudiamos los antepasados del hombre moderno.

 

 

 

02/06/2009 10:36 vidalemt Enlace permanente. sin tema

Comentarios » Ir a formulario


¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

gravatar.comAutor: micaela

tendria que tener cosas mas concretas ..jeje.. gracias , me ayudoo..

Fecha: 13/05/2011 17:41.


gravatar.comAutor: Antonia

muchas gracias ^^ me ayudo bastante

Fecha: 29/05/2011 21:20.


gravatar.comAutor: esmeralda isabel grimaldo gaytan

no encontre nada de lo q buscaba

Fecha: 23/08/2012 16:54.


gravatar.comAutor: dsfbsjbfs

inutil hilipoyas

Fecha: 27/08/2012 21:08.


gravatar.comAutor: michelle

yo digo que lo aguan mas explicable sin tener que leer todo y poder tener la respusta rapidamente

Fecha: 17/10/2013 00:48.


gravatar.comAutor: lali

La verdad a mi me ha servido poco, pero creo que esta bien redactado.

Fecha: 24/11/2013 10:13.


gravatar.comAutor: LA K@TY 1D

ME AYUDO... PERO PUDE SER MAS CORTO POR QUE ME LLEVA MAS DE UN HORA COPIAR TODO ESTO... PERO YA FUE.... GRACIAS!!!!!
Y WINQUI??? JA-JA-JA ;)

Fecha: 02/07/2014 18:26.


Añadir un comentario



No será mostrado.



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris