Blogia
vidalemt

Ácidos nucleicos

Ácidos nucleicos son moléculas muy complejas que producen las células vivas y los virus. Reciben este nombre porque fueron aisladas por primera vez del núcleo de células vivas. Sin embargo, ciertos ácidos nucleicos no se encuentran en el núcleo de la célula, sino en el citoplasma celular.

Las dos tipos de ácidos nucleicos son el ácido desoxirribonucleico (ADN) y el ácido ribonucleico (ARN). Su peso molecular es tremendamente alto si se la compara con otras moléculas. Estos dos tipos de  ácidos nucleicos tienen al menos dos funciones: transmitir las características hereditarias de una generación a la siguiente y dirigir la síntesis de proteínas específicas  El modo en que realizan estas funciones es el objetivo de algunas de las más prometedoras e intensas investigaciones actuales.

La secuencia de estas cadenas laterales  a lo largo de la cadena principal determina el código de cada ácido nucleico particular. A su vez, este código indica a la célula cómo reproducir un duplicado de sí misma o sintetizar las proteínas que necesita para su supervivencia.

 

En la estructura básica de los ácidos nucleicos encontramos una cadena principal no variable y una serie de cadenas laterales variables. A las cadenas principales de estas moléculas formadas por un grupo fosfato  y una pentosa  se les unen una gran cantidad de moléculas más pequeñas (grupos laterales) de cuatro tipos diferentes adenina guanina citosina y timina o uracilo.

Todas las células vivas codifican el material genético en forma de ADN.

La investigación pionera que reveló la estructura general del ADN fue llevada a cabo por el biofísico británico Francis Crick,  y por el bioquímico estadounidense James Watson. Utilizando una fotografía de una difracción de rayos X de la molécula de ADN  en 1951, Watson y Crick elaboraron un modelo de la molécula de ADN, que fue completado en 1953.

La estructura del ARN fue descrita por el científico español Severo Ochoa y por el bioquímico estadounidense Arthur Kornberg.

En la célula hay tres tipos de ARN. El ARN mensajero (ARNm) es una molécula en forma de cinta, producto de la transcripción del ADN y portadora del código necesario para sintetizar las proteínas mediante una reacción llamada traducción. Cada hebra de ARNm tiene dos extremos, llamados 3' y 5', que determinan el sentido de lectura (desde 3' hacia 5'). Los ARN de transferencia (ARNt) son pequeñas estructuras en forma de hoja de trébol que llevan cada una un aminoácido para integrarlo en una proteína en fase de síntesis. Para ello se fija a un codón del ARNm (sucesión de tres elementos específicos del aminoácido de que se trate) por medio de un anticodón (que es el 'negativo' del codón). La fijación se produce por medio de los ribosomas, que 'leen' el ARN y se encargan de dirigir la síntesis de proteínas. Por último, los ARN ribosómicos (ARNr) son los componentes principales de los ribosomas.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres